Un molesto inquilino

garrapatas-01

Las garrapatas, pulgas o los piojos son los incómodos huéspedes de las mascotas, además de transmisores de enfermedades. Pueden contagiarse de la manera más sencilla, durante los paseos o el acercamiento con otros animales.

Previene y protégelos con hábitos higiénicos en tu hogar y aplicándoles productos específicos para cada especie.

Estos parásitos viven entre el pelo, sujetos a la piel, o proliferan en las superficies. “Evita la abundancia de pelo, la superficies donde se reproducen como la lana, desinfecta la casa y el control mensual para prevención”, explica Catalina Chaves Cáceres, médica veterinaria. Es prioritario erradicarlos porque con una picadura podrían estar alimentándose durante más de un mes de la sangre de tus mascotas.

Otra sugerencia es examinar a tus animales constantemente. Si notas que se rascan demasiado y sobre todo si intentan morder una parte del cuerpo es la mejor señal que está contaminado. Cuando lo cepillas observa que no haya ningún bicho o heces en el pelaje, y para comprobarlo coloca una toalla blanca abajo. Las picaduras y por rascarse puede provocarles infecciones cutáneas, heridas y llagas porque algunos son alérgicos. Los productos de desparasitación externa distancian los bichos, pero lo apropiado siempre es consultar con especialistas.

Adiós garrapatas

El baño con agua y jabón es de las principales claves para alejarlas. Después tratarlos con medicamentos, collares antiparasitarios, polvos pulguicidas, pipetas, aerosoles que se pulverizan en el pelaje, pero aplícalos a tiempo para evitar el contagio y eliminar los huevos o larvas. Rogelio Muralles, médico veterinario, recomienda aplicar productos fipronil, por un mes para las pulgas y cuando aparecen piojos durante mes y medio. Asimismo, en el ambiente lava con amitraz y baña al perro por 10 minutos cada 21 días dependiendo de la infestación. Sin embargo, no lo utilices seguido porque seca la piel.

Fumiga los jardínes, que el producto no es perjudicial para las plantas, en el piso, cama, áreas cercanas a la comida y después lava los utensilios del perro.

Recomendación

Consulta qué producto usar para cada especie animal, porque varía en composición y efecto.

Fuentes: Catalina Chaves Cáceres, médica veterinaria de Hospital Veterinario La Asunción, teléfono 2232-5882. Rogelio Muralles, médico veterinario.
Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *