El lenguaje de los perros

TAIL-MUNDOPET

Los perros tienen un lenguaje físico muy expresivo y es así como transmite sus emociones.

Todo su cuerpo habla, sus orejas, expresiones y cola y aquí te decimos cómo conocerlo y mejorar esa comunicación indispensable con tu mejor amigo.

  1. La mirada es básica
    Para convertirte en un líder no lo mires demasiado.  Los líderes guían, mientras los seguidores miran.  Una recomendación es mirarlo cuando te está obedeciendo y no al momento de lar las instrucciones.
  1. Las órdenes verbales
    Si gritas considera que reaccionará con miedo o agresión.  La mejor manera es dar órdenes vocalizadas y lo más cortas posibles, una palabra es más eficiente para que siga una instrucción, con ello percibe respeto.  El tono de voz también influye.
  1. Señales sonoras
    Cada forma de ladrar o aullar también demuestran algo.  Por ejemplo, una serie rápida de tres o cuatro ladridos con pausas significa que sospecha que algo está sucediendo a su alrededor. Mientras uno o dos ladridos cortos es una señal típica de saludo o reconocimiento de que alguien conocido se aproxima.

Los aullidos podrías ser una respuesta a un dolor o una señal de que se siente solo.  Los suspiros representan que acaba una acción y se siente contento, o bien que ya no seguirá un esfuerzo al que ha sido sometido.

  1. En la cola
    Esta parte del perro es un termómetro de dominancia canina.  Mientras más alto esté es una actitud dominantes y mientras más baja podría ser relajada o contento, o bien con miedo e inseguridad.

El movimiento también dice mucho.  Si el meneo es amplio es un gesto amistoso.  Si el meneo es más amplio es señal de  reconocimiento del líder.  Cuanto más rápido se mueve es mayor su nivel de exaltación.

  1. Y las orejas
    Ellas también son un canal de comunicación.  Si están quietas o echadas un poco hacia delante son señal de atención.  Al estar completamente hacia delante y combinadas con exhibición de dientes y hocico denotan estar listos para pelear.

Las orejas hacia atrás significa que está asustado y podría defenderse si muestra dientes y frente fruncida.  Si las orejas están hacia atrás, pero con un semblante relajado es que se siente pacífico o incluso podría estar invitándote a jugar, si incluye una cola en movimiento.

 

  1. Buscan la calma
    No quieren problemas si empiezan a ignorarte, se lamen demasiado los labios y la nariz o escarba.  Estos procesos le ayudan a relajarse y se aprenden en los primeros meses de crianza mientras comparten con su mamá y reconocen signos de socialización.
Con información de:   Fuentes: Edwin López, entrenador de perros, teléfono 5552-1003, falcontaicho@gmail.com  Entiende a tu perro, colección para Dummies, de Stanley Coren y Sarah Hodgson, Editorial Planeta.
Tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *