Iker

iker-portada

Esta es la historia del último perrito que he adoptado.

Desde hace ya algún tiempo, mi mamá había querido un perro tipo salchicha pero no queríamos comprar uno porque estamos a favor de adoptar y en contra de las personas y negocios que lucran a costillas de seres vivos inocentes, de quienes se aprovechan por no tener voz.

Como es muy común en estos tiempos, vimos en Facebook la foto de este perrito que parecía ser un salchicha negro. Pedimos verlo para poder adoptarlo. Unos días después mis papas fueron al centro comercial Tikal Futura para poder conocerlo. Iker llegó a conocer a sus futuros padres luego de haber viajado dentro de una mochila porque había llegado en moto ya que era el único medio de transporte de su rescatista, quien era un mago de buen corazón.

Finalmente se encontraron y robó el corazón de mis papás. El mago les contó la historia de cómo había sido rescatado Iker, quien debió haber tenido tres o cuatro meses cuando esto sucedió. Cuenta que, lo encontraron con un lazo alrededor del cuello el cual estaba más apretado de lo debido y luego del nudo, el pedazo del lazo que llevaba suelto estaba roto, lo cual indica que lo rompió cuando escapó de donde lo tenían. Iker estaba desnutrido y… ni modo, no podemos negar que los perritos se ven mejor cuando están bañados y con su pelo arreglado. En sus ojos se podía ver la tristeza de su pequeño ser de no recibir amor, no tener un techo para dormir ni poder comer. Iker vagó unos días por la colonia hasta que lo pudieron rescatar.

Hoy Iker está sano y lindo, y dispuesto a dar todo el amor que lleva adentro. Todavía es un cachorro por lo que tiene muchísimas energías, pero es bastante educado. Es el más amigable de mis perros cuando hay personas que son ajenas a nuestra casa. El saluda a todo el mundo y quiere que todos, pero absolutamente todos, lo carguen en el momento que el exige. Y si no lo hacés, tenés que estar consciente de que te va a alegar y no va a parar hasta lograr lo que desea. Y se preguntarán ¿cómo un ser tan chiquito y lindo puede alegarle a alguien? Pues sí, totalmente real y posible. Simplemente comenzará a hacer ruidos extraños pero lindos, que no son ladridos, ni vas a creer que está llorando, simplemente te está hablando pidiéndote que lo cargués y le hagas cariño. ¿Qué tan difícil es entender eso? En fin, cuando estos ruidos lleguen a tus oídos y los podás interpretar como un pedido amoroso, sabrás que como yo, te has enamorado de Iker y todo lo que es el.

No puedo imaginar cuantas voces preciosas por escuchar hay en las calles. Más de cinco millones de perros abandonados en Guatemala. Por favor, si no le vas a dar a un perro todo lo que necesita, entonces no lo tengás. Si te lo regalan, dáselo a alguien que si lo va a querer. Y si sí querés un perro, te invito a que ADOPTÉS, NO COMPRÉS.

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *