Campaña de amor (parte 2)

Parte 1

Moquillo o distemper

Es contagiosa e infecciosa para los caninos, es una enfermedad  de las más graves que pueden padecer los cachorros, perros jóvenes o senior. Produce trastornos respiratorios: tos, estornudos y moco nasal. Gastrointestinal: vómitos, diarrea y lagaña en los ojos. En casos muy especiales o por no tratar a tiempo, el sistema nervioso se ve afectado con manifestaciones de convulsiones, ceguera y contracciones musculares involuntarias.

Esta enfermedad se transmite en ambientes contaminados por el virus y el contacto con secreciones nasales infectados, incluyendo comida, agua y el plato de alimentos.

 

Parvovirosis

El virus parvovirus afecta principalmente a cachorros de 1 a 6 meses, manifestando vómitos frecuentes, decaimiento, agotamiento, diarrea severa que en ocasiones graves se presenta con sangre. Falta de apetito y deshidratación acelerada, decaimiento anímico, debilidad, temperatura alta y tristeza.   De no ser atendidos, los cachorros pueden morir en un tiempo de 10 días.

Se contrae mediante al contacto con materia fecal de animales infectados. El virus puede sobrevivir expuesto al aire libre por largos períodos. El tiempo de incubación, una vez adentro del organismo del cachorro, es de 5 días.

 

Leptospirosis

Es una bacteria llamada Leptospira, el modo de contagio es por medio de ingerir agua o comida contaminada por la orina de ratas. Esta enfermedad es transmisible a los seres humanos y otros canes, por la misma vía de infección. Al momento de adquirir la bacteria, muchos se convierten en portadores crónicos sin mostrar ningún signo de contagio.

Los síntomas más comunes que presentan los que sufren esta infestación son: Fiebre, Ictericia debido a que el hígado se ve afectado (coloración amarillenta en la piel), gastroenteritis (vómito y diarrea severa, algunas veces puede contener sangre), orina oscura, deshidratación, mucosidad, insuficiencia renal.  Al momento de contagiarse y tratarlo, la recuperación es lenta.

 

Parainfuenza

Este virus pertenece a la familia Paramyxoviridae, y son responsables de desarrollar la traquiobronquitis infecciosa canina (tos de perrera). Se transmite por medio de contacto de fluidos nasales o de la boca, estornudos, y este virus puede viajar en el ambiente que rodea al can infectado. Tiene un período de incubación de 4 a 7 días, sin mostrar manifestación de padecimiento.

Se aloja en las células que recubren el tráquea, bronquios, bronquiolos, en la mucosa nasal y glanglios linfáticos. El cuadro clínico se enfoca en un padecimiento respiratorio y se manifiesta por secreción nasal, tos, fiebre, conjuntivitis, tonsilitis, anorexia, letargia.

 

Adenovirus II

Produce laringotraquetis infecciosa afectando directamente la laringe y la tráquea, reproduciéndose en los pulmones. Este virus es muy resistente fuera del organismo de los perros, y viajar o mantenerse en el área del canino enfermo incluso si se limpia con desinfectante. Se desarrolla en criaderos, guarderías, hospitales veterinarios, tiendas de animales. Es una enfermedad altamente contagiosa por ser resistente al ambiente, con un simple estornudo, existe la probabilidad de ser transmitido el virus a todos los animales que estén a su alrededor.

El cuadro que presenta son síntomas de conjuntivitis, secreción nasal, tos aguda, rinitis serosa, traquiobronquitis y neumonía interticial.

 

Hepatitis infecciosa canina

También conocida como la enfermedad de “Rubarth” nombre que le otorgó  descubridor. Patología causada por el Adenovirus canino tipo 1 de la cual se origina la Laringotraqueitis canina. Resistente a los ambientes fríos y temperatura ambiente incubando dentro del organismo durante 4 días para manifestar los síntomas. El virus ingresa y se aloja en la región oronasal y se replica en los gángleos linfáticos logrando entrar al torrente sanguíneo y alojarse en los órganos como riñones produciendo glomerulonefritis (sangre en la orina, por mencionar algunos síntomas), en las córneas produciendo opacidad conocida como Ojo azul , uvea e hígado  siendo  el más afectado. Las manifestaciones de los padecimientos se presentan hasta que son sobreagudas y esto muchas veces es fatal.

Los síntomas son: fiebre alta, dolor abdominal, vómitos, diarrea, deshidratación, depresión, anoréctico, inflamación de amígdalas. La mayoría de manifestaciones son comunes entre otras enfermedades por lo que es  difícil el diagnóstico.

 

Coranovorosis

Enfermedad intestinal que afecta a toda mascota que no esté vacunada, pero principalmente infecta a los cachorros. El virus ingresa al organismo mediante el contacto de la mucosa bucal  con deposiciones fecales contaminadas y se aloja en la vellosidad del intestino delgado en donde se replica. Su período de incubación es de 24 a 36 horas y los síntomas son: Fiebre alta, escalofríos, diarrea, vómitos, deshidratación, falta de apetito, dolor abdominal.

Los síntomas son parecidos al del Parvovirosis, la diferencia es en los vómitos y diarrea que no hay presencia de sangre. Pero si no se detecta con tiempo y el padecimiento pasa a ser enteriris aguda, podría ocacionar la muerte.

 

Parte 1

 

Fuente: Juan Francisco Barillas Friely, médico veterinario, colegiado 337, de PetShop ATHENEA 26 calle “A” 15-31 zona 5. Teléfono 5796-4461.
facebook.com/Clínica-Veterinaria-Pet-Shop-Athenea
Tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *