Bella

BELLA_articulo

¿Se imaginan morir por inanición? Morir sin agua ni comida, en la más extrema malnutrición… es el caso de muchos de los más de cinco millones de perros que viven en las calles de Guatemala o a veces en sus propios “hogares”. Según la Real Academia Española una de las definiciones de la palabra “hogar” es: familia. Esta es la historia de Bella, otra de las miles de perritas que han sido abandonadas en sus “hogares” si es que se les puede llamar así al lugar en donde vivían. Creo que una familia de verdad nunca te abandona, y cuando compramos o adoptamos una mascota, esta se vuelve parte de nuestra familia. O así debería de ser.

BELLA_HERMANITA

Bella tenía un mes cuando fué rescatada por Annie, junto a sus tres hermanitos. Su mamá y dos de sus hermanitos murieron por inanición sin que sus dueños hicieran el intento de salvarlos. Cuando estos cuatro cachorritos fueron rescatados de su “hogar” estaban en muy malas condiciones. Se encontraban desnutridos, con pulgas y piojos y además estaban infestados de parásitos que estaban a punto de matarlos. Es por eso que tuvieron que ser hospitalizados durante dos semanas para que se estabilizaran y sobrevivieran. Annie, la rescatista, tenía cuatro perros en su casa y por supuesto gastos que cubrir. Aun así, ella se hizo cargo de estos cuatro cachorritos pero no hubiera podido sola. Recibió apoyo de personas nobles y solidarias que realizaron donaciones para poder cubrir con los gastos veterinarios de esta pequeña familia de hermanitos.

 

Cuando los hermanitos estaban ya estaban sanos, vacunados y limpios, Annie publicó las fotos de ellos en redes sociales para conseguirles un hogar. Por lo general, resulta más sencillo encontrarles casa a los perros de talla pequeña y mediana que a los de talla grande. A pesar de que Bella y sus hermanitos fueran pequeños y muy lindos fue difícil encontrarles hogar permanente. Finalmente, Bella encontró fue adoptada por una persona responsable y ahora vive en un lindo hogar al igual que sus otros tres hermanitos. Otro fue adoptado y dos se quedaron con Annie. No podemos salvar a todos los perros del mundo, pero si podemos salvar el mundo de al menos un perro.

 

BELLA_NUEVA

Hay muchísimas formas de ayudar. Si tú no puedes rescatar a un perro, puedes apoyar a quienes si lo hacen. Los refugios y rescatistas tienen necesidad de concentrado para cada día, medicinas, dinero para gastos médicos, frazadas, collares, correas, toallas, insumos de limpieza, etc. Además otra forma de ayudar a un perro es dándole hogar temporal. Cuando tú eres hogar temporal debes de tener al perro por un tiempo en lo que se le encuentra un hogar permanente, de esta forma estas contribuyendo a que el perro no siga en la calle sufriendo y no necesariamente lo debes de adoptar.

 

Sigamos el ejemplo de personas como Annie, con un gran corazón y disposición para salvar vidas y revivir la esperanza a los peluditos quienes quizás la tenían escondida. Sí, escondida, porque no la habían perdido. Ellos nunca pierden la esperanza de que tú llegues a ayudarlos y que ellos te puedan ayudar a ti también, dándote todo el amor que llevan dentro.

BELLA_DESPUES

Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *